Graznidos

Investigaciones geológicas y paleontológicas desarrolladas por un equipo de investigación del Instituto Antártico Argentino (IAA), integrado por geólogos del CADIC-CONICET, de la UBA y un investigador estadounidense invitado por el IAA, con el objetivo de estudiar la evolución bioestratigráfica y sedimentaria de la Cuenca James Ross permitieron descubrir restos fósiles de aves precursoras de las aves modernas en la isla Vega, Antártida, en enero de 1993. Dos ejemplares de aves fósiles, con huesos huecos relativamente bien conservados, fueron encontrados en rocas sedimentarias consolidadas del Cretácico marino más tardío, estimándose su antigüedad en unos 68 millones de años. Esto permite afirmar que coexistieron con los dinosaurios, quienes tuvieron poco después una extinción masiva hace aproximadamente 65 millones de años atrás. Paleontólogos especializados en vertebrados asignan este hallazgo a ancestros de “patos” y “faisanes” actuales e identifican una misma especie, Vegavis iaai, para ambos ejemplares, sobre la base de las determinaciones hechas por la estadounidense Julia Clarke y colaboradores. Nuevas y detalladas investigaciones con observaciones por medio de tomografías computadas sobre los restos de uno de los ejemplares, efectuadas también por Julia Clarke y colaboradores y estudiadas en conjunto con investigadores y técnicos del MACN-CONICET, permitieron que se devele la presencia de un órgano de difícil preservación y que es, por ahora, el más antiguo registro en aves fósiles, así como el único de la época en que aún había dinosaurios. Se trata del reconocimiento del aparato fonador fósil, llamado siringe, cuya posición se ilustra en la imagen. Es el órgano con el cual las aves pueden producir y emitir complejos sonidos. La foto muestra los restos del ave fósil que preservan la siringe, presentados por Daniel Martinioni del CADIC-CONICET, integrante del equipo descubridor con Francisco Mussel, Gervasio Robles y William Zinsmeister. Si querés leer más: http://www.cadic-conicet.gob.ar/hallazgo-antartico-determi…/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *