Bosque Multicolor

¡El otoño llegó! Y con él un festival de colores que se observan en el bosque! Pero… ¿a qué se deben estos cambios? ¿Cómo es que las hojas de las lengas pasan de un color verde a una combinación de naranjas, rojos y amarillos? El verde de las hojas se debe a la presencia de un pigmento denominado clorofila. A medida que el otoño se acerca los árboles reconocen tanto los días más cortos como la disminución de la temperatura y comienzan a prepararse para la falta de agua que sufrirán en invierno. Entonces, desarman la clorofila y reabsorben cualquier nutriente útil presente en las hojas. Pero la clorofila no está sola en las hojas, el color verde enmascara pigmentos naranjas (beta caroteno) y amarillos (xantofilas). Los mismos son develados cuando la clorofila se desarma y el verde se desvanece. El color rojo es dado por las antocianinas, un pigmento que se genera para proteger a los nutrientes del daño provocado por la luz durante la ausencia de clorofila. Finalmente, los tonos marrones surgen por la descomposición progresiva de todos los otros pigmentos. ¡A disfrutar del bosque y a prepararse, al igual que los árboles, para el invierno que viene!

Deja un comentario