Para encontrarlos no es necesario verlos

Muchas veces a los biólogos les interesa saber si un animal está presente en un lugar. La forma más fácil parecería ser ir al lugar y ponerse a buscar, pero esto no siempre funciona. ¿Qué pasa si por ejemplo buscamos un zorro o un castor?, ambos son animales que tienden a escapar al detectar personas, muchas veces antes que nosotros los veamos a ellos. Por eso son necesarios otros métodos más indirectos para saber si ese animal está ahí, por más que no se lo pueda ver. Algunos de estos métodos se basan en esconder cámaras fotográficas que se activan por movimiento (como te mostrábamos en una nota anterior sobre el carancho común). Para otros se buscan marcas que haya dejado el animal, las cuales pueden ser fecas, pelos, arañazos o huellas. Por ejemplo en la foto podemos ver una huella de zorro (Lycalopex sp.) al lado de una tapa que sirve de escala para saber su tamaño, como sabemos que esa foto se tomó en la orilla del río Pipo, también sabemos que por allí pasan zorros.

Autor: Lic. Pablo Jusim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *