¿Sabías que la centolla NO se puede pescar todo el año?

La centolla, Lithodes santolla, se encuentra entre los crustáceos más grandes del mundo y tiene un alto valor comercial. Dentro de los crustáceos, la centolla y el centollón (Paralomis granulosa) son las dos especies que se pescan actualmente en el Canal Beagle a través de la flota pesquera artesanal utilizando trampas de fondo (pesca pasiva). Ambas especies se caracterizan por su crecimiento lento, alcanzando la etapa reproductiva aproximadamente a los 5 y 10 años de edad, respectivamente. Para poder crecer, los crustáceos (al igual que los insectos), tienen que cambiar su caparazón por uno más grande, este proceso se conoce como muda. Por otro lado, la actividad pesquera de Ushuaia brinda un atractivo para el turismo gastronómico a nivel nacional e internacional. Para evitar la sobreexplotación de la centolla y proteger este recurso, en el año 2013 se sancionó la ley 931 la cual se encuentra vigente en la actualidad. Esta ley regula la captura de esta especie permitiendo la extracción exclusiva de machos a partir de una talla legal (tamaño de caparazón) y durante una temporada determinada. La pesca de centollas está prohibida (período de veda) desde el 1 de marzo y hasta el 30 de junio de cada año. En este este período crítico de las centollas, los machos se encuentran cambiando su caparazón. De ser pescadas, la supervivencia de los machos se ve comprometida debido a que el caparazón está blando. Además, el animal contiene gran cantidad de agua debido al proceso de muda y por lo tanto, menor cantidad de carne para el consumo. Durante el período de veda…¿has visto alguna centolla?

Autores: Lic. Pablo Di Salvatore, Lic. Rodrigo Lorenzo, Dr. Hernán Sacristán
   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *