Zorro gris, un vecino que vino para quedarse

El zorro gris (Lycalopex griseus) es una especie de cánido, o sea un pariente de los lobos y perros. Como varios miembros de la familia es un animal omnívoro, come tanto otros animales, principalmente roedores, como frutos. Se distribuye tanto en Argentina como en Chile desde Jujuy hasta Tierra del Fuego. Aunque su distribución original llegaba hasta Santa Cruz, en la década de 1950 se lo introdujo para controlar al conejo europeo previamente introducido. Si bien el control del conejo por parte de los zorros no fue muy efectivo, la población original de zorros se adaptó al ambiente y hoy está extendida por la mayor parte de la Isla Grande, compitiendo con una especie nativa, el zorro colorado. En cuanto a su reproducción, nacen entre 3 y 5 crías por camada, en general en primavera o verano, lo que permite a las crías pasar sus primeros meses en un clima más benigno. Pese a la caza, principalmente por pieles y para evitar ataques al ganado, no se la considera una especie amenazada ya que tiene una amplia distribución geográfica y poblaciones estables e interconectadas. En Tierra del Fuego ambas especies de zorros, y el perro son los únicos cánidos presentes, así que cuando vemos huellas con las garras marcadas (que se ven como puntos delante de los dedos) podemos saber que se trata de alguna de estas especies.

Autor Lic. Pablo Jussim

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *