¿Por qué estudiar diatomeas para reconstruir los ambientes del pasado en Tierra del Fuego?

Las diatomeas (Bacillariophyceae) son algas unicelulares eucariotas pigmentadas y fotosintéticas. Algo muy particular en estas algas es su pared celular que está altamente especializada e impregnada con sílice amorfa hidratada. Esta característica les da a estos organismos una mayor resistencia y posibilita una buena conservación de los mismos en los depósitos sedimentarios. La pared celular consiste en dos unidades grandes, encajadas una en la otra, que se denominan valvas. Sus características de tamaño, forma, cantidad de poros y estrías, son algunas de las particularidades que se tienen en cuenta para llegar a establecer de qué especie se trata, y así inferir su ecología (su relación con el medio en el que viven). Las diatomeas son muy sensibles a los cambios de concentración de nutrientes y a las condiciones de calidad del agua por lo que resultan excelentes indicadores de la mezcla o la estratificación, la temperatura, el pH o la salinidad en los sistemas acuáticos. Por dichas características son elementos clave a la hora de conocer las condiciones ambientales que poseían en el pasado las aguas fueguinas. A su vez, conocer las condiciones medioambientales que dominaron los espacios fueguinos en el pasado, nos permite establecer hipótesis sobre cómo los grupos humanos exploraron y utilizaron esos ambientes.

Autora: Dra. Marilén Fernández Fotos: Tomadas bajo un microscopio electrónico de barrido de diatomeas identificadas en Laguna Cascada (Isla de los Estados, Argentina). La especie se denomina Aulacoseira alpigena. La foto uno es su vista valvar y la segunda su vista lateral. Escala: 5 μm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *