¿Qué sucede cuando una ballena muere? ¿Conocés a los Gusanos “ZOMBIES”?

La materia orgánica juega un papel fundamental en el funcionamiento de los ecosistemas bentónicos (todo lo asociado al fondo marino), ya que generalmente son ambientes donde hay poca producción y por lo tanto, el alimento es escaso, llegando por importación desde la superficie, por cañones submarinos, corrientes, etc. Un ejemplo de la importancia de los aportes de materia orgánica son los restos de ballenas, sustratos extraordinariamente ricos en materia orgánica. La entrada de materia orgánica no se da de una manera gradual sino que se realiza de manera masiva, formando microhábitats únicos, persistentes en el espacio y en el tiempo, y muy importantes en términos ecológicos (altos niveles de diversidad y estrategias tróficas). Cuando una ballena muere, se deposita en el bentos o fondo marino y se suceden una serie de comunidades muy dinámicas que pasan por varios estadios de modificación química y biológica a lo largo del tiempo (Ver figura). Uno de los organismos que ha despertado un mayor interés científico en este tipo de ambiente son los Osedax o también conocidos como gusanos “zombie”, debido a que sus adaptaciones evolutivas les permiten alimentarse exclusivamente de los huesos de las ballenas a través de una simbiosis con bacterias. Estos gusanos carecen de boca e intestino y exhiben generalmente una marcada diferenciación sexual: los machos se alojan dentro de una estructura tubular de la hembra; mientras que las hembras viven ancladas en los huesos, obteniendo su fuente de alimentación mediante la simbiosis con bacterias encargadas de degradar los compuestos orgánicos que están retenidos en el hueso. Los Osedax que se han estudiado más recientemente son los que habitan en nuestro Océano Austral (Osedax antarcticus, O. crouchi, O. rogersi, y O. nordenskjoeldi, que habitan en grandes profundidades, y O. deceptionensis que se encuentra en aguas someras).

 
Autora: Mg. Maria Bas López Fotografías: 1. Esquema Fases: Jen Christiansen y Catherine Wilson (reeditado Maria Bas López). 2. Fotos detalle Osedax: MBARI (Monterey Bay Aquarium Research Institute).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *