TÍTULO ORIGINAL: THE
IMITATION GAME
DIRECTOR: MORTEN TYLDUM
REPARTO:
BENEDICT CUMBERBATCH,
KEIRA KNIGHTLEY,
MATTHEW GOODE,
MARK STRONG,
CHARLES DANCE
Y RORY KINNEAR
CLASIFICACIÓN: APTA PARA
TODO PÚBLICO
ESTRENO: FEBRERO 2015

EL CÓDIGO ENIGMA

Asimple vista esta película parece una historia de espionaje pero no hay que confundirse. Utiliza esos artilugios para narrar la vida de Alan Turing (1912-1954), un genio matemático, criptoanalista y pionero científico de la computación, que tuvo un importante papel durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Esta obra, basada en hechos reales, abarca momentos claves de la vida de Turing alternados con los acontecimientos históricos, no solo para describir sus logros profesionales sino también
su historia personal. Comienza mostrando un joven Turing, infeliz y constantemente molestado por sus compañeros de estudios por ser una persona que no sigue los códigos sociales o lo que se esperaba de un adolescente de principios del siglo XX.
Luego, la historia se traslada a 1939, cuando se declara la guerra entre Gran Bretaña y Alemania. En este contexto, Turing se unió a un grupo de criptógrafos (personas que crean o rompen códigos) que trabajaban para el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno del Reino Unido. Este equipo tenía como objetivo descifrar los códigos de la máquina Enigma la cual era utilizada por los nazis para codificar y descodificar los mensajes, de manera que podían ser enviados con garantías de no ser leídos por el enemigo. Enigma era una maquina portátil que estaba formada por un teclado conectado a una unidad de codificación que contenía tres rotores separados cuyas posicionesdeterminaban como sería codificada cada letra del teclado. Lo que hacía que el código Enigma fuera tan difícil de romper era la enorme cantidad de maneras en que la máquina se podía configurar: ¡más 150 millones de millones de millones de posibles
configuraciones! Para conservar la seguridad las configuraciones, Enigma, era reconfigurada todos los días.
Entonces, ¿de qué manera se iba a descifrar un código en constante cambio y con billones de posibilidades? La respuesta no estaba en una persona, ni en muchas, sino en otra máquina. Después de muchos esfuerzos Alan Turing consiguió crear Christopher (máquina Bombe). La función del bombe era descubrir algunos de los ajustes diarios de las Enigma en las redes militares alemanas. Posteriormente, permitió descifrar más de 3000 códigos navales, y años después, a terminar la guerra.
Durante la posguerra todo el trabajo realizado por los criptógrafos fue destruido y nunca pudo ser develado. Según los historiadores, salvaron la vida de 14 millones de soldados y redujeron la duración de la guerra al menos dos años. Sin embargo, sus logros y patriotismo no lo salvaron de la sociedad en la que vivía.
La película nos permite viajar en el tiempo y observar otras épocas y normas sociales. Pero lo que sigue vigente hasta la actualidad es que “a veces, la persona a la que nadie imagina capaz de nada es la que hace las cosas que nadie imagina”.

AUTOR

meugelopez89@gmail.com

María Eugenia López

Maria Eugenia Lopez
(CADIC-CONICET)