Campaña oceanográfica Tierra del Fuego Banco Burdwood

AUTORA

Mónica Torres
(CADIC-CONICET)

monicatorres@yahoo.com.ar

Desde hace más de cuatro temporadas el Buque Oceanográfico Puerto Deseado parte de Ushuaia para recorrer la costa de Tierra del Fuego, Isla de los Estados y el Área Marina Protegida Namuncurá-Banco Burdwood. A bordo viajan 120 personas entre tripulantes de la Armada Argentina, personal científico y técnicos para estudiar distintos aspectos biológicos, geológicos y oceanográficos en la zona.
Uno de los proyectos estudia cómo se distribuyen los mamíferos marinos (ballenas, delfines y lobos marinos) durante las distintas épocas del año en esta zona, de manera de poder comprender un poco más la ecología de estas especies y su relación con el ecosistema.

 

Descarga la versión en PDF

El buque es nuestro hogar durante los 20 o 30 días que dura la campaña, recorriendo aproximadamente 1300 millas náuticas que equivalen a un poco más de 2000 kilómetros. Las navegaciones rara vez son  tranquilas, ya que las condiciones climáticas en estas latitudes son muy impredecibles y se caracterizan por tener vientos fuertes y mares tempestuosos.

Durante todas las horas de luz (en el verano austral los días pueden ser muy largos amaneciendo a las 5:00 hs. de la mañana y oscureciendo a las 22:00 hs) dos observadores nos situamos en la parte más alta y con mejor visibilidad del buque para registrar todas las especies de mamíferos marinos a lo largo del recorrido. No es un trabajo fácil, a veces pasan días enteros sin que aparezcan, hay que tener un buen ojo pero lo más importante… ¡mucha paciencia!

Para cada avistaje se determina la especie (si tenemos la posibilidad de identificarla), la cantidad de individuos, si hay crías en el grupo y su comportamiento. Usamos binoculares que tienen incorporados  una retícula y un compás, que es como una pequeña brújula; con estos elementos se puede calcular el  rumbo y la distancia del animal respecto al barco desde donde lo estamos observando. Además, tomamos datos de posición (latitud y longitud) con un GPS, fecha, hora y características del estado del mar y la  velocidad del viento, entre otros. Finalmente, ¡no hay que olvidarse de sacar fotos! Muchas veces estas nos ayudan cuando tenemos dudas al identificar la especie.

Con los datos colectados a lo largo de varias campañas realizadas en distintas épocas del año pudimos identificar al menos 4 especies de ballenas, siendo la Ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) la especie de ballena más abundante en el área.

El buque oceanográfico nos permite, además, navegar las zonas más alejadas y poco conocidas del Canal Beagle y la  costa de Península Mitre para registrar especies de delfines como el Delfín austral  (Lagenorhynchus australis).

Aún hay mucho por descubrir… nos esperan más viajes y futuros hallazgos; cuanto más miramos el mar, más aprendemos de las especies que allí habitan. Es así que cada campaña y todas las personas que en ella participan hacen su aporte para contribuir cada día a conocer un poco más de nuestro Mar Argentino.