Lagartija magallánica

Liolaemus magellanicus (Hombron & Jacquinot, 1847)

Otros nombres en español: Lagartija de Magallanes (Chile)
Nombre en inglés: Magellanic lizard, Magellan’s tree iguana

La lagartija magallánica presenta la distribución más austral del planeta y es el único reptil que habita la Isla Grande de Tierra del Fuego (Figura 1). Debido a su baja densidad poblacional, es poco
lo que se conoce sobre su biología e historia de vida.

HÁBITAT

Habita la estepa magallánico-fueguina húmeda y los pastizales subandinos, dominados por coironales (gramíneas) y suelos sueltos sedimentarios. Puede encontrarse desde la localidad de El Turbio en Santa Cruz (Argentina) y Torres del Paine (Chile) hasta la parte norte de la Isla Grande de Tierra del Fuego (Argentina y Chile); desde los 1100 m s.n.m. hasta la costa. Si bien otras lagartijas del mismo género pueden encontrarse en la zona sur de la Patagonia, este es el único reptil que se encuentra en nuestra provincia (Figura 2).

DESCRIPCIÓN

Poseen un cuerpo alargado y esbelto, con un largo de unos 6 cm entre el hocico y la cloaca, y una cola muy larga (Figura 3). Los machos alcanzan, en promedio, unos 10 cm de largo total y unos 5,6 g de peso y las hembras presentan tallas de 12 cm o más y un peso de 6,5 g. Las hembras “preñadas” pueden llegar a pesar casi 11 g. Su cuerpo se encuentra cubierto de escamas de diferentes tamaños y formas. La coloración puede ser gris oliváceo o verdoso en estado adulto y presenta manchas cuadradas negras y dos líneas amarillentas en el dorso. Sin embargo, al nacer, todos los individuos son de un color grisáceo pálido con el mismo patrón de manchas y líneas dorsales, independientemente de la coloración de los padres. Es interesante resaltar que algunas poblaciones tienen únicamente la coloración gris olivácea. Estas poblaciones se encuentran en localidades que presentan un sustrato de arena, por lo que pueden camuflarse perfectamente gracias a su coloración. Por otro lado, poblaciones con parte de sus individuos con coloración verdosa fueron registrada para las localidades cubiertas con gramíneas gruesas como los coirones (Festuca spp.) y otros pastos bajos (Figuras 4 y 5, video disponible en: https://www.facebook. com/625282620836033/videos/1590292984334987/).

DIETA

Aún no hay consenso entre los investigadores dado que se han observado diferentes tipos de preferencias alimentarias. Hay quienes las consideran omnívoras (comen tanto animales como vegetales), algunos afirman que son principalmente insectívoras (su dieta se basaría principalmente en insectos y se complementaría con algunos vegetales) y otros sostienen que son principalmente herbívoras (dieta basada en vegetales con ingestas ocasionales de insectos).

UN PARTICULAR MECANISMO DE DEFENSA

Este reptil posee un mecanismo de defensa pasivo: la autotomía caudal. La autotomía es una estrategia de defensa que consiste en desprender voluntariamente una parte no vital del cuerpo. La lagartija magallánica, al igual que otros reptiles y unos pocos anfibios, posee la capacidad de desprenderse de su cola como último recurso defensivo al ser atrapados por un depredador. La cola autotomizada (o cortada) tiene movimientos que distraen la atención del predador lo que le permite a la lagartija escapar. Cabe destacar que la cola se regenera, volviendo a estar apta para la autotomía caudal si así lo requiriese. Si bien otros animales también tienen la capacidad de desprenderse de algún miembro, no todos poseenla capacidad de regenerarlo como los reptiles.

REPRODUCCIÓN

Esta especie de lagartija es vivípara; es decir, posee fecundación interna y el desarrollo completo del embrión ocurre dentro de la madre, la cual proporciona protección, nutrientes y alimentos. Esta característica se presenta en otros reptiles y es frecuente en tiburones y otros peces. Las camadas suelen ser de 2 a 9 crías. El nacimiento ocurre a mediados del verano (enero-febrero) y se cree que ocurre un año después de la cópula. Algunos investigadores consideran que la cópula podría ocurrir luego que las lagartijas parieran.

CONSERVACIÓN

Según diversas publicaciones, se desconoce cual es el estado de conservación de la especie y la tendencia de sus poblaciones. Sin embargo, la Lista Roja de Especies Amenazadas 2016 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (International Union for Conservation of Nature IUCN, Red List of Threatened Species 2016) ha considerado el estatus de esta especie como “preocupación menor” porque tiene una distribución relativamente amplia y está presente en varias áreas protegidas como el Parque Nacional “Los Glaciares” en Argentina y el Parque Nacional “Torres del Paine” en Chile. Además, no se conocen amenazas mayores que afecten a sus poblaciones. Por otro lado, fue clasificada como “No Amenazada” en Argentina en la última categorización de la herpetofauna que se realizó en 2012 (Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Resolución 1055/2013) y como “Vulnerable” en Chile por el Reglamento de la Ley de Caza del Ministerio de Agricultura.

AUTORA

María Eugenia Barrantes (CADIC-CONICET)

eugebarrantes@cadic-conicet.gob.ar

 

 

Descarga la versión en PDF

Bibliografía

 

Avila L, Vidal M, Sallabery N, Nuñez J, Garin C, Avilés R & Victoriano P (2016). Liolaemus magellanicus. The IUCN Red List of Threatened Species 2016: e.T56064503A56064586. http://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2016-1.RLTS.T56064503A56064586.en.

Ibargüengoytía NR, Medina SM, Fernández JB, Gutiérrez JA, Tappari F & Scolaro A (2010). Thermal biology of the southernmost lizards in the world: Liolaemus sarmientoi and Liolaemus magellanicus from Patagonia, Argentina. Journal of Thermal Biology, 35, 21-27.

Jaksić FM & Schwenk K (1983). Natural history observations on Liolaemus magellanicus, the southernmost lizard in the world. Herpetologica, 457-461.

Scolaro A (1992). Reptiles patagónicos Sur. Una guía de campo. 1ª edición, Trelew: Universidad de la Patagonia San Juan Bosco, 2005. 80 p.